Historia

La asociación ”Ayuda Justa” tiene su germen hace ya más de una década en un colectivo de diez personas. Fue concretamente en 1991 cuando comenzaron las reuniones semanales y la participación en diferentes proyectos de cooperación y campañas de Navidad, en colaboración con distintas instituciones, a través de la compra de alimentos y de juguetes. 

Desde entonces hasta hoy ha llovido mucho. Aprovechando que en 2011 se celebró el décimo aniversario de la constitución oficial de la asociación, recogemos aquí las palabras del Presidente en dicha celebración, que recogen el espíritu de lo que fue, es y será ”Ayuda Justa”.

INTERVENCIÓN FIESTA DÉCIMO ANIVERSARIO DE AYUDA JUSTA

 

Madrid, 28 de octubre de 2011

Buenas noches a todos. Quiero, en un día tan especial para nosotros, en primer lugar, agradeceros vuestra presencia en esta fiesta con la que queremos conmemorar el décimo aniversario de Ayuda Justa.

Gracias a todos los que habéis contribuido a la organización, a nuestros amigos de Garaje Lumiere y de S.O.S. Teatro por habernos preparado una velada tan sugerente como la de hoy. Gracias también, a ti, Jorge, por estar hoy presentando este acto de forma totalmente desinteresada. Me consta que has hecho un gran esfuerzo por venir. Gracias a todos, en definitiva, por acompañarnos hoy.  

Ayuda Justa es, como sabéis, una pequeña asociación creada el año 2001 por un grupo de amigos, que veníamos ya desarrollando iniciativas de carácter solidario desde el año 1.991.

Empezamos con mucho esfuerzo y dedicación, con la ilusión de profundizar en la amistad y contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a ayudar a los demás a vivir de manera más digna. Este objetivo dual, tan difícil, pero a la vez tan fácil, se ha mantenido, desde entonces hasta hoy.  

En estos años, hemos crecido en número de socios y asociados, en contactos con entidades colaboradoras, en actividades, en ideas, nos hemos diversificado, pero mantenemos vivos los dos objetivos que fueron en su momento, la razón de ser de Ayuda Justa.

Tengo el honor de representar hoy a esta Asociación y de poner en valor estos objetivos, y para ello, me tengo que poner, al menos, un poquito nostálgico. No sería justo dejar pasar esta oportunidad sin recordar nuestros inicios. Hoy es el momento adecuado para hacerlo. 

Antes de nada, os quiero pedir disculpas por esta licencia que me he permitido, que me voy a permitir; a aquellos que nos acompañáis hoy y que no habéis conocido nuestros primeros años. En realidad, antes de escribir este discurso, pensé en no hacer referencias a anécdotas y personas, pero creo que no hubiera sido igual de autentico, hubiera escamoteado lo que hemos sido y gracias a lo cual, hoy, somos, lo que somos; y hubiera transmitido, además, una imagen irreal de Ayuda Justa. Evoquemos, pues, de alguna forma, y brevemente, a través de la palabra.

Recuerdo con especial cariño el primer grupo de amigos que cuajó en los patios del Colegio Agustiniano de Madrid en COU, en las tardes de El Azoguejo, entre cerveza y cerveza, y el punto de partida que supuso aquella comida de Navidad en el City Vips de la Torre Picasso.  ¿Os acordáis?  

Primer fin de semana de Ayuda Justa en San Rafael, en 2000

Contrariamente a lo que dice la canción, fetiche de nuestros años de juventud, hoy, sí queda gente de la de antes. ¿O es que no habéis reconocido a algunos de los que estamos hoy aquí en las fotos de la presentación antes de comenzar el acto? Me refiero a las primeras, aquellas en las que tenemos veinte años menos, algunas canas y algunos kilos menos que ahora. Jorge, Alberto, Sara, Sonia, Luis, Jesús, Carlos, Cachi, Ángela,…estabais allí y hoy, de una forma o de otra, seguís estando.

Recuerdo nuestras compras de juguetes y alimentos en Navidad, nuestra participación en las campañas de recogida y arreglo de juguetes de la Escuela de Agrónomos, a la que tanto queremos y de la que tanto nos acordamos muchos de los aquí presentes. Tenemos la suerte hoy, además, de contar con la presencia de su Director. Muchas gracias Jesús, en nombre de todos, por vuestro apoyo, desde hace tanto tiempo. 

Y cuantas fiestas de fin de año, ¿verdad, Alberto? ¡Cuantas tardes exprimidas, buscando salas, echando cuentas, haciendo listas de asistencia, negociando precios.

En realidad, las Nocheviejas fueron muy importantes para Ayuda Justa. Nuestra asociación nació en 2001 con los fondos provenientes de los beneficios de varias fiestas. Nuestro capital social inicial fueron 500.000 pesetas, o lo que es lo mismo, 3.000 euros.  

Momento en el que el Presidente de Ayuda Justa hace entrega del reconocimiento a su labor al Director de la Escuela de Agrícolas

Lo de los euros y las pesetas es un guiño a mis compañeros de Junta, que tienen que bregar, muchas veces, con la celosa burocracia administrativa, que de vez en cuando nos pone alguna traba, porqué no decirlo,…..para que todo pueda seguir funcionando.

Manuel, nuestro tesorero, único en su campo, y José Luís, amigo y compañero de viaje fiel, desde el primer día en la Junta Directiva,  saben bien lo que esto significa. 

Gracias también a Puente Familiar con Cuba y a Karibu, y a todas las farmacias, representadas hoy aquí por Irene López Gutiérrez; de la farmacia de la calle Narciso Serra, que es como nosotros la identificamos; que desde el primer momento nos habéis apoyado.

Habéis depositado en nosotros vuestra confianza, y nos habéis dado la oportunidad de ayudar a los demás y desarrollar nuestras inquietudes. Recuerdo la primera ocasión que llevamos medicamentos a Cuba, en aquel viaje de fin de carrera, que tanto nos marcó, aquellas luces del Malecón, al anochecer, aquella brisa; ¿Te acuerdas Yagüe?  

Nos acompaña hoy una representación de Puente Familiar con Cuba, a los que agradezco también su presencia esta noche. Isael, Jaime, os pido que le mandéis a Mabel nuestro agradecimiento y nuestro abrazo allá donde se encuentre. Ella, vosotros, sois parte de este proyecto que representa Ayuda Justa. 

Un momento de la fiesta celebrada en la sala Garaje Lumiere

Y que decir de Karibu, un lugar en el que nadie es extranjero, en el que todos ayudan a todos, en el que empezamos a desarrollar nuestro proyecto de recogida y clasificación de medicamentos para su distribución, bajo prescripción médica, a los inmigrantes que carecen de recursos. ¡Qué sería hoy de Ayuda Justa si Karibu no se hubiera cruzado en nuestro camino! Está con nosotros esta noche, Juan Manuel Serrano, responsable médico de la organización. Muchas gracias por acompañarnos. 

¡Cuantas veces hemos hablado de todo ello en las Juntas Directivas y Asambleas! ¡Cuantas discusiones, debates, acuerdos hemos tomado en todos estos años! ¿Os acordáis del primer fin de semana en San Rafael? En aquel momento, Ayuda Justa era ya mucho más plural y diversa, con amigos de diferentes procedencias, que tanto nos han enriquecido, a nosotros, y a la asociación, a lo largo de estos diez últimos años.

Y ya un poco más cerca en el tiempo, y con la ayuda de nuestro amigo Redy, nos metimos con la campaña anual de recogida de libros, primero para bibliotecas rurales en Paraguay, y después, también, para dotar una pequeña biblioteca en Perú. Hoy, Redy no puede acompañarnos pero me pide que os mande un abrazo de su parte, desde Asunción. 

Como siempre, hemos contado con el apoyo de dos instituciones imprescindibles, sin las que hoy, la campaña de libros no sería una realidad, la Escuela de Agrónomos, y la Escuela de Agrícolas (cuyo Director también está hoy entre nosotros); muchas gracias Paco por sentirte uno más de Ayuda Justa.

Quiero mencionar expresamente también, a la obra social de La Caixa con la que empezamos a colaborar el año pasado, y gracias a la cual, hemos podido dar un salto importante en el desarrollo de la campaña de recogida de libros. 

¿Y de donde hubiéramos sacado los libros los primeros años, si no hubiéramos contado con el apoyo de nuestros dos socios institucionales, la Editorial Agrícola y Eumedia? Que, por otra parte, ahí siguen, en la brecha, donándonos libros, y apoyándonos en la difusión de nuestras actividades siempre que se lo pedimos.  El diseño del logotipo de nuestro décimo aniversario, por ejemplo, es obra de los diseñadores de la Editorial Agrícola.

Quiero también mencionar a nuestro buen amigo Pepe Abellán, responsable de publicaciones en el Ministerio de Agricultura, con el que siempre hemos podido contar. Con el, y con el Ministerio al que representa, que nos ha facilitado material técnico, de gran interés en las bibliotecas de las zonas rurales, a las que se dirigen, mayoritariamente, nuestras campañas de recogida de libros. Gracias, Pepe. 

Y año a año, vamos incrementando el número de donantes, incorporando colegios y bibliotecas de la provincia de Ciudad Real, gracias al trabajo sobre el terreno de nuestro amigo y vocal, Jorge; y todo tipo de entidades de Madrid, o incluso de Segovia, gracias al impulso de otros dos amigos, Jesús y Ricardo, con los que comparto ilusiones y Junta Directiva desde hace ya mucho tiempo.

También, y para facilitar la tarea a los que quieran hacer donaciones para nuestras campañas, contamos con un contenedor permanente donde pueden depositarse libros durante todo el año, en la Escuela de Agrícolas. 

Tengo la obligación y la satisfacción de reconocer hoy el impulso de aquellos que hace ya 20 años empezamos a trabajar en el germen de lo que luego ha sido Ayuda Justa, algunos de los cuales podemos decir con orgullo, que aquel proyecto ha llegado hasta hoy, de aquellos que, desde 2001 han pasado por las diferentes Juntas Directivas, sacando tiempo para cuadrar las cuentas, elaborar las actas, llevar la administración, preparar los proyectos, organizar los fines de semanas, las campañas de libros; en fin, para darle vida a nuestra asociación. Gracias a todos por vuestro compromiso y dedicación.

Es un orgullo poder hoy, aunque sea brevemente, enumerar nuestros proyectos, iniciativas que nos permiten desarrollar nuestros objetivos como asociación y reflexionar sobre sus impactos en la población o el territorio al que se dirigen.  

Gracias principalmente, en nombre de aquellos a los que hemos podido ayudar en estos años.

Hemos puesto nuestro granito de arena para que los inmigrantes subsaharianos puedan ser atendidos en Madrid, con dignidad, desde el punto de vista sanitario, hemos facilitado medicinas y material médico a los ciudadanos cubanos, en situaciones de extrema gravedad, hemos hecho llegar el conocimiento y la cultura a Juli, en la región de Puno, en Perú, a más de 4.000 metros de altitud, acondicionando una biblioteca rural y dotándola de libros, hemos contribuido a difundir el conocimiento y la cultura a gentes de numerosas zonas rurales en Paraguay, dotando pequeñas bibliotecas de comunidades rurales… 

Hemos hecho mucho más de lo que nunca hubiéramos imaginado. Y lo hemos hecho con poco dinero, pero con mucho esfuerzo. Y os tengo que reconocer que esto, para mi, es un gran orgullo.

En definitiva, las cosas que se consiguen con esfuerzo e ilusión, tienen mucho más valor que las que se consiguen sólo con dinero.  

Y no es un momento fácil, todos somos conscientes. En los tiempos que corren, con las grandes dificultades económicas que nos rodean, con un reparto totalmente injusto de la riqueza, en un momento en el que la solidaridad es cada vez, si cabe, más necesaria, las ONGs, las asociaciones sin ánimo de lucro con vocación de cooperación, tienen un papel clave.

No significa que deban sustituir al Estado, como garante de una serie de derechos sociales básicos. Todo lo contrario. Las ONGs requieren un Estado fuerte para poder desarrollar su función. Unos y otros son, somos, necesarios, posiblemente más que nunca. 

Quiero apelar hoy a vuestro compromiso con la sociedad en la que nos ha tocado vivir. La vida está repleta de decisiones importantes que hay que ir tomando según se avanza el camino. Creo que la del compromiso es una de ellas y hoy, es un buen día para hacerlo.

A los que ya estáis en este barco, muchas gracias por confiar en Ayuda Justa, un pequeño, pero ilusionante, proyecto; gracias de verdad, de corazón, por estar ahí, por contribuir económicamente, pero sobre todo por ayudarnos; y ayudar a los demás, participando en nuestras actividades, guardando un poco de vuestro tiempo para la actividad de medicinas o la campaña de libros, colaborando en la recogida o en la distribución de medicamentos, o en el paletizado de los libros.  

Ayuda Justa no es nada sin vuestra participación en nuestras dos actividades. Necesitamos que sigáis al pie del cañón y que renovéis vuestro compromiso.

A los que todavía no estáis, os animo a que deis hoy el paso. Y en este momento me toca ser más prosaico y directo. Para animaros, hemos dispuesto una mesa a la salida de la sala para que, el que quiera, rellene el formulario de socio de Ayuda Justa o realice una contribución voluntaria puntual. Para mantener nuestra independencia, para seguir siendo lo que hoy somos, es necesaria vuestra ayuda.  

Y de forma ya más puntual, os informo que el próximo día 12 de noviembre, sábado, a las 11 horas llevaremos a cabo nuestra próxima jornada de clasificación de medicamentos en la Escuela de Agrícolas. Estáis todos invitados a venir y echarnos una mano. 

Un momento de la actuación que se llevó a cabo en la fiesta.

Acabo ya, que alguno dirá aquello de que ya está Paco enrollándose como siempre…. 

La noche marcha bien y todavía nos queda mucha fiesta por delante; ya hemos tenido un aperitivo y lo que nos ha preparado S.O.S Teatro tiene muy buena pinta.

Os invito, a que cuando acabe el acto, recordemos estas palabras, en lo que tienen de profundo, pero también en lo que tienen de sencillo, dibujemos una sonrisa en la boca, y brindemos, como no podía ser de otra forma, con una copa de vino; por un mundo mejor, que seguro que es posible.  

Está todo en nuestras manos.

Muchas gracias.